HIT VIVIENDAS

Obra: Hit Viviendas
Comitente: Hit
Ubicación: Manzana completa de Colonia -Patagones – Uspallata – Luna.
Proyecto: Urgell-Penedo-Urgell Arquitectos Lynch Pierantoni López Vago Rodríguez y Arquitectura de Hit.
Equipo de Proyecto: Director de proyecto: Juan Pablo Rodríguez – Jefe de proyecto Carlos Díaz. Equipo: Clara Cash – Matias Ortiz de Guinea – Sofía Marín –Catalina Cerdan. Imágenes: Ezequiel Mill. Implementación Bim: German Vellverdú – Lucas Pulice.
Superficie total: 60.900 m2
Año Proyecto: 2020

Memoria
En base a un Plan para toda la manzana, en el legítimo interés de provocar para el sector un conjunto de referencia y construir en primera etapa un edificio de oficinas y ahora postpandemia un edificio de Viviendas, el estudio Urgell Penedo Urgell ha desarrollado para Hit un planteo general y particular para este encargo: HIT 20
La definición fue armonizar edificios a desarrollar en etapas dentro de un criterio único que le permita referenciarse e identificarse como un hito para el conjunto de edificios de Parque Patricios y aprovechar su cercanía con otras sedes de la marca en el networking que provocan los modos de habitar y trabajar colaborativos. También que sea una referencia o polo atractor de actividades variadas a través de usos mixtos tanto para el entorno como para la ciudad.
En el estudio de los cuerpos volumétricos la búsqueda fue por el lado de maximizar el aprovechamiento de los perímetros hacia las calles y dejar el pulmón de manzana como un espacio de identidad para el conjunto. Ese gran parque y espacio central se visualiza desde todos los volúmenes y además de actuar como pulmón verde, articula los diferentes niveles de Plantas bajas y Basamentos bajo las mismas, desde donde también los edificios expanden y a cual iluminan y ventilan. Desde las dos calles laterales también se visualiza este jardín a través de la interrupción de perfil continuo de las masas por lo que, tanto a través de los retiros de los cuerpos como de su articulación a través de vacíos urbanos, se considera a todo el conjunto como un perímetro exento para el futuro tejido continuo de su entorno una vez consolidadas las densidades y alturas que hoy permiten las nuevas normativas.
Esto refiere a la OPORTUNIDAD UNICA de hacer un proyecto para una manzana completa como valor diferencial para cualquier entorno.
El máximo aprovechamiento tanto de la pisada de los edificios como de las alturas permitidas, hizo que para lograr la perforación y penetración del conjunto se analice compensarlas ya que en este caso no hay vecinos medianeros a los que afecte el avance sobre LFI. El terreno presenta un fuerte desnivel hacia atrás desde la calle Colonia como arteria principal hacia la calle Luna de mas de 6mts de diferencia por lo que se aprovechan esas diferencias para enriquecer el corte planteado.
La PB de acceso sobre calle Colonia está a 1 nivel de diferencia a las planteadas hacia Luna por lo que a partir de suaves desniveles interiores se logran las relaciones y se hacen casi imperceptibles las diferencias acompañadas desde el diseño del parque interior.
Se ha estudiado sin embargo la manera de relacionar en niveles horizontales continuos principalmente las Plantas referidas a los niveles de veredas como las de subsuelos útiles y de parking general del conjunto ya que luego toda la manzana se piensa como un gran ¨campus¨ en la ciudad. Nos imaginamos que este campus permitirá a lo largo del tiempo y los desarrollos en etapas, usos mixtos y variados que podrán ir cambiando a medida de la demanda y de las realidades sociales y económicas. Hoy por mencionar algunos serian edificios de co-working, co-living, co-studying y cualquier tipo de relación y utilización de espacios que den lugar a diferentes tipos de resolución de las arquitecturas para los edificios pero desde un único espíritu en común que es justamente esa IMAGEN DE CONJUNTO.

Particularmente hablando del edificio que proyectamos para la calle Luna como etapa de arranque del conjunto, se encargó prepandemia la realización de un proyecto para Oficinas hasta etapa Core &Shell que permitiera tanto la mudanza al sector de oficinas corporativas en grandes plantas libres como la subdivisión de plantas de acuerdo a las diferentes modalidades rentables.

O sea una marca podría instalarse en gran parte del edificio ó simplemente pudiera ser rentado planta a planta. Eso llevó a la decisión de armar dos núcleos en paralelo que pudieran además separar la obra en dos etapas de avance también para la inversión. El edificio resultante es de aprox. 3200 m2 de plantas libres en semi-plantas de 1600m2. Además en la Planta baja se consideró una condición de paseo recova interior dando al pulmón verde con acceso desde las calles laterales que le ofrecería al conjunto la posibilidad de utilización del espacio abierto también desde el exterior del conjunto. Programas terciarios y comerciales fueron pensados para expandir hacia estas arterias interiores de circulación, relación y expansión dentro del conjunto.
Luego el edificio funciona independientemente ó no con un acceso central desde la calle Luna también ponderando el punto más conveniente tanto para no generar desniveles de atacabilidad a los mismos desde el exterior como además para lograr el mayor aprovechamiento de la altura permitida máxima distribuida en los niveles de oficinas.
El ladrillo fue incorporado al proyecto desde el inicio como mencionamos antes. Se estudió y resolvió la fachadas hacia las calles y desde ese material a partir de relaciones paramétricas desde el módulo de ladrillo mismo, de manera de leerse más como una piel continua a todo el conjunto pero articulada en formas particulares a cada edificio. Resuelto desde el detalle como nervaduras ó pilastras ritmadas y en voladizo, luego el valor de la piel exterior al conjunto como una gran red, se pone en contrapunto con la transparencia de los edificios hacia el interior en la utilización de fachadas más vidriadas y también en el juego volumétrico entre los mismo e incluso en la tensión buscada a través de las inclinaciones que le dan los grandes voladizos resueltos a medida que crecen en altura.
Volviendo a las pilastras, los ritmos se consideraron de manera diferenciada para otorgarle desde el material las alternancias posibles que le dieran al edificio como una ¨musicalización¨ y fuelle al exterior, así como si fuera un bandoneón que rompe y aliviana, siempre dentro de lo macizo, y las características tectónicas del mismo. Ese diríamos fue el desafío y la dificultad en el planteo propuesto y dió lugar desde el diseño a profundizaciones en el estudio y diferentes criterios en cuanto a su detalle y resolución final para el mismo incluso desde el ¨moldeado¨ para su materialización. Todo desde una pieza de 25x5x12.
Las Plantas bajas hacia afuera se resuelven de manera que el ladrillo evite recortarse en la diferenciación de niveles de calles por lo que quedan prácticamente ¨en el aire¨ y sin afectarla y además tanto los accesos, como todo lo referido a instalaciones que vienen desde los subsuelos se pueden resolver de esta manera ¨libres de la condición del ladrillo¨ que no le permitiría resoluciones tan particularizadas de otro modo además de otorgar mayor transparencia donde se lo requiere.
Así se logra un edificio que tiene 130 mts de largo hacia la calle como ¨en levitación¨ de la caja macisa. Incluso las fachadas se descomponen también entre si en las aristas al resolverse a dos alturas de arranque diferentes justamente hacia las esquinas.
Las estructuras están consideradas a partir de luces de 8.00 x 8.00 resueltas en losas muy delgadas a partir de uso de casetonados que le dan a los forjados un espesor de 5cm. Por eso a partir de ese dato el edificio descompone sus fachadas e ingenierías para instalaciones a la vista a partir de resolver una arquitectura con las mínimas operaciones interiores ya que ellas mismas representaran la imagen interior una vez acabadas y ocupadas por los usuarios.

En el período a partir del mes de septiembre a noviembre del 2020 Hit & Co, se nos volvío encargar revisar el Proyecto y hacer de él un planteo para llevarlo a un proyecto de viviendas en acompañamiento a la crisis de colocación de oficinas en el mercado por consecuencia del ¨homeworking¨ obligado y de ahí las nuevas modalidades del habitar.
Hoy se conjugan en el mismo espacio y dentro de la misma temporalidad diaria, el habitar con el trabajo y la vida doméstica y de relaciones en ¨burbuja¨-
Nos pusimos a trabajar y luego de estudiar lo que ya viene pasando en el mundo con algunos ejemplos comprobados en Países Bajos, Japón y Escandinavia, además de casos en megapolis donde el m2 y el reajuste de los valores por metro cuadrado llevan a vivir de modo más compacto por un lado, pero en sintonía con ¨comunidades de valor¨ dentro de conjuntos de alta densidad. Y sumado a la fuerte recesión mundial, inflaciones devenidas de emisión monetaria en el mundo para hacer frente a esta nueva era de la humanidad millennial, incluso con cambios en la captación del capital a través del bit-coin, nos llevó a pensar como debiera ser la respuesta a estos temas desde la vivienda:
Así como hubo un salto exponencial que tuvo que ver en los fines de siglo con las comunicaciones globalizadas con la fibra óptica y ¨la nube de datos¨, hoy y a partir de las consecuencias de afrontar esta gran explosión viral en el mundo, nos enfrentamos a un salto que es cuántico si bien aún no lo percibimos porque la globalización ya estaba y ahora vamos por las burbujas. Por eso se trabajó particularmente desde la célula, el apilamiento, la repetición sistémica e incluso la prefabricación modular a los efectos que el proyecto tuviera respuesta a los tiempos, costos y captación de un mercado más que inmediato, casi fugaz. (aquello que se había ensayado y no resuelto a lo fáctico en la arquitectura del ¨plug in¨).
La manzana pasó a ser entonces la segmentación de fragmentos propios de un bloque que antes era corrido y ahora etapabilizable, además de lograr más cantidad de fachadas por propio programa de las viviendas. Ventilación natural, iluminación y vistas pasaron a ser los temas a resolver hoy mas que antes, -así como luego de una gran guerra mundial-, además del apilamiento en células de expresión mínima y que se pudieran asociar de a más cantidad de módulos de acuerdo a la necesidad por grupo sectario o ¨sub-burbuja¨ de la gran burbuja que sería el conjunto. Los cuerpos fragmentados, a la medida de etapa y escala de avance de obra y comercial, pasaron a ser parte de un todo y en su sumatoria generarían el gran edificio una vez terminada toda la manzana. La imagen guía pasó a ser como un ¨dragón chino acostado¨ que en forma escamada o de rugosidad en su piel, y a través de su repetición le diera cierre al conjunto desde el exterior. Hacia el interior, la búsqueda de un ¨oasis urbano¨ en recreación de un universo ficticio de recreación y mancomunidad en las P.Bajas totales.
El trabajo de la imagen pasó de edificios blancos, luego reflectivos hasta que finalmente se volvió a la imagen del ladrillo, con incorporación y uso de paños de color como apuesta a lo regional. Ahí, cuando en noviembre la curva casos volvía a subir en CABA, suspendimos nuestro trabajo con este Proyecto que está para seguir avanzando.
El resultado hasta ahora a lo antedicho son 60900 m2 de superficie construida de viviendas sobre ras de suelo en 5 cuerpos, de similares características, con posibilidad de volver a cambiar de programa en el tiempo, acompañando o acompasando a los cambios de contexto que se desarrollen en las distintas etapas de avance. Los módulos de vivienda van desde 1 ambiente de 30 m2 cubiertos y 6 de expansión, 2 ambientes serian de 45 m2 cubiertos y 8 de expansión y los de 3 ambientes de 60 m2 cubiertos y hasta 12 ó 20 m2 de expansión que hoy se vuelve a apreciar cómo metros cubiertos por la necesidad de quedarse en casa.
En un primer edificio de 12200 m2, los cuerpos están aleatoriamente rotados en un movimiento aparente que les da la búsqueda de articulaciones de fachadas, y dónde se puede percibir cada ¨pastilla modular¨.

En PB se ubican los Hall de acceso, y locales comerciales en el perímetro exterior, para uso interno se plantean sectores de co-working y estares tanto interiores como exteriores.
En total, según el mix que se elija, cada edificio, contaría con 90 departamentos de 1 ambiente ,54 departamentos de 2 ambientes, y 18 departamentos de 3 ambientes.

El conjunto se pensó como un complejo que desde lo conceptual incorpora en su cero todos las necesidades que den repuesta a modos de relacionarse, desde lugares de relajación y recreación tipo ¨resort¨ áreas de cocción y comer, individuales o en grupos comunitarios, estares, salas de trabajo, lectura, reuniones, y todo otro espacio que pudiera dar respuesta a las expresiones o modos de vivir de los que van a ocupar las viviendas para el interior y abriéndose a la comunidad en forma controlada.
En el subsuelo, se encuentran los estacionamientos, que se resuelven en cada etapa y conforman un subsuelo completo, tanto para automóviles como para bicicletas y motos que hoy suman más cantidad que los vehículos.

Contacto