HOSPITAL MATERNO INFANTIL

Obra: Hospital Materno Infantil
Comitente: Gobierno de la Provincia de Tucumán.
Ubicación: San Miguel de Tucumán, Provincia de Tucumán, Argentina.
Anteproyecto: Urgell – Fazio – Penedo – Urgell, arquitectos. / Reggiori y Fahrion / Godoy, arqs. G. Mamertino, Arquitectos.
Asesores
Asesor de estructura: Peral, Finck, Ingenieros.
Asesor de instalaciones termo mecanicas: Ingeniero M. Alcoba.
Asesor de parquizacion: Arquitecta M. Montero Ruiz.
Superficie total: 30.000 m2
Año de proyecto: 1992
2do. premio Concurso nacional de Anteproyectos

Memoria
En un centro asistencial se plantea siempre como primera dificultad la necesidad de elegir y resolver el “tipo” de hospital más adecuado y, por otra parte, ofrecer un edificio institucional, emblemático, que no genere con su arquitectura un corte entre hábitat cotidiano del paciente y el hospital. Este proyecto, segundo premio de un concurso a dos vueltas, debía resolver un hospital de 30.000 m2, con altos requerimientos tecnológicos, en la región del noroeste argentino, fuera del área central de la ciudad de San Miguel aunque sobre una desdibujada trama urbana. Se propuso un edificio de fuerte caracterización formal, compacto, ofreciendo un frente de accesos a escala de la calle y los otros hacia un parque planteado a escala de toda el área que, brindando un marco ambiental entre natural y urbano, atempera la presencia e impacto del gran edificio institucional en un entorno inmediato de baja densidad.
En cuanto a la elección del tipo hospitalario se descartó lo excesivamente horizontal, orientando las respuestas organizativas hacia un equilibrio entre lo horizontal y lo vertical, atendiendo a comprobadas leyes de flexibilidad así como evaluando experiencias anteriores construidas. La concentración en el uso del terreno permitió vincular los accesos y la administración directamente con la trama urbana, asegurando el necesario aislamiento para los sectores internos, orientándose al norte y al sur las caras de las internaciones y servicios. En el basamento se ubicaron los servicio técnico-médicos de uso más restringido, relacionándose en horizontal los recursos humanos y materiales de mayor complejidad. En la planta principal los servicios de acceso público organizados por el hall que deriva en la calle central, permite orientar claramente al público, en un espacio integrador, prolongando las esperas y accesos de visitas en este “patio de sombras”; en las plantas superiores las internaciones. Constructivamente se propone sencillez y economía, mediante un sistema de pórticos de hormigón, un módulo que racionalice los elementos y un techado de sombras; también se plantea la optimización de los recursos del medio ambiente con la utilización de un lago artificial que, al mismo tiempo que regula los drenajes de agua y se utiliza como reserva de incendio, permita refrescar el aire bajo el techo de sombras con el paso de los vientos predominantes.

Contacto