PABELLÓN DUBAI

Obra: Pabellón Argentino Expo Dubai 2020
Comitente: ARCO – MUSE
Ubicación: Dubai, Emiratos Árabes Unidos
Proyecto: Urgell–Penedo–Urgell, Arquitectos Lynch Pierantoni López Vago Rodríguez
Equipo de Proyecto: Enrique Lynch, Agustín Miranda, Débora Bellagio, Germán Vallverdú, Lucas Pulice, Catalina Guiroy, Delfina Ferreiro, Ezequiel Mill.
Superficie total: 2.400 m2
Año Proyecto: 2019

Memoria
Un espacio contenedor de una experiencia que sintetiza las virtudes de la creatividad y la intuición que nos caracteriza. El universo de la Oportunidad y el de la Innovación, remiten a los hemisferios cerebrales asociados al cálculo y a la creatividad, representados tanto durante la exposición como en las diferentes partes del programa, en las restantes áreas del pabellón. Así, la Oportunidad se relaciona directamente con las áreas de negocios, y la Innovación con las industrias culturales y del conocimiento. Un tercer universo, el de la experiencia, está dedicada a recrear paisajes, cultura, ciudades y naturaleza, orientada al turismo. La inmersión en un espacio infinito en el que el juego visual remite a la inmensidad del país del sur así como a el infinito mundo virtual. Transmitir la idea de una comunidad abierta, diversa y plural.
El restaurante forma también parte de este universo, con comidas típicas de diversas regiones de nuestro país, y degustaciones de vinos. El lema de la expo “connecting minds, creating the future”, se ve aquí revisitado en clave Argentina.

El edificio se estructura en tres compartimentos estancos: El sector expositivo, el área de negocios, eventos y restauración, y el área de servicios. En la planta baja principalmente se desarrolla la exposición permanente de público, una gran caja ciega de doble altura, y en el sector sur, trasero, se dispone el núcleo de servicios, brindando un contacto directo con la calle de servicio. Dada la especificidad espacial y las condiciones que requiere la muestra la caja de contenidos no tendrá relación con el resto del programa, evitando que se mezclen públicos diferentes. El área de restauración funciona como un articulador espacial entre la PB y el piso de eventos. El piso de eventos será una planta libre, susceptible de ser dividida de diversas formas a través de un sistema de paneles. En esta planta están las oficinas del director del pabellón y la sala de reunión VVIP. Una terraza en la fachada frontal dota al espacio del business center con largas vistas sobre la Expo, un lugar para complementar eventos nocturnos.

Se propone una edificación de muy simple construcción, ligera, con una geometría clara y simple, acorde con las posibilidades presupuestarias disponibles en un contexto económico que aparece como un elemento determinante para la factibilidad del emprendimiento. La propuesta se distancia de los ejemplos de voluptuosos juegos volumétricos y formas complejas apelando a un riguroso sistema de módulos estructurales. Gracias a subsistemas ligeros que interactúan con esta matriz a muy bajo costo, le permiten desarrollar una fachada con superficie vibrante y con un muy rico juego de luces y sombras con el que representa la complejidad del conocimiento/el talento en acción.

El texto del edificio en su exterior, a través de su geometría remitirá a las complejas relaciones que nos unen unos a otros para generar las sinergias que producen el conocimiento. Sobre una trama que actúa como una constitución, un marco en el que cada uno juega con las mismas reglas para todos, un marco de igualdad en la que poder expresar la diversidad. Las líneas de las redes devienen en formas triangulares remiten a la silueta territorial del país. En la paleta cromática del pabellón predominarán los colores celeste y blanco de la bandera nacional. Los matices los aportarán las velas tamizadas y los reflejos del cielo que sumarán cambiantes situaciones de celestes.

La construcción del pabellón se desarrolla a partir de un módulo estándar de 1.22 m en ambas direcciones. Este módulo, corresponde con la medida de gran parte de los materiales estandarizados según normas internacionales, y equivale a su vez a la décima parte del largo de un contenedor de 40 pies. De tal manera que el despiece de la mayor parte de los elementos que forman parte de la construcción, ya sea que se trate de piezas de estructuras, módulos de fachadas y cerramientos, cielorrasos, etc., permite su ejecución en talleres de pre-armado, su clasificación y estibado para su transporte y puesta en el sitio. Así, las principales piezas que componen el pabellón serán fabricadas fuera del sitio, en una proporción aproximada del 80 % respecto de las tareas ejecutadas en el lugar. El transporte de elementos se hará considerando el máximo aprovechamiento de los contenedores, y su clasificación responderá a la división en lotes o rubros autónomos entre sí, de manera de facilitar su rápida identificación y disposición en el sitio, optimizando así todos los procesos con el objeto de producir la máxima economía de recursos y tiempo. Se tendrá en cuenta, además de la secuencia de montaje, su clasificación en función del desmontaje final, considerando que los componentes de las estructuras y cerramientos deben ser desensamblados siguiendo el camino de las cargas, una vez vaciado el edificio de su contenido.

Contacto