TRIBUNALES DE NEUQUÉN

Obra: Tribunales de Neuquén – concurso.
Ubicación: Neuquén, Provincia de Buenos Aires, Argentina
Proyecto: Urgell – Penedo – Urgell, Arquitectos Lynch Pierantoni López Vago Rodríguez.
Año de proyecto: 2006

Memoria
Esta propuesta es el resultado de la toma de algunas decisiones muy simples:
Concentrar todo el desarrollo del proyecto evitando las partes más empinadas de la barda: con la intención de configurar un parque natural que rodea el conjunto de los edificios judiciales, asumiendo un compromiso de conservación del paisaje original.
Aprovechar el sentido de las pendientes hacia la Avenida Leloir.
El concepto de plaza cívica conformando espacio urbano, concentrador de actividades de llegada, espera – salida, y distribuidor de circulaciones peatonales, protegido de los vientos predominantes desde la primera etapa proyectada.
Desarrollar un proyecto en etapas que desde un comienzo configure un edificio que tenga unidad y sentido de tal:

Propuesta
Por ello la propuesta de implantación de los edificios está ligada a esos principios: se planta en el borde de la cornisa norte y evitando montarse sobre el cañadón, (aunque se pueda pensar en canalizarlo), con la idea de evitar el impacto ambiental, a la vez que se saca partido para rodear a los edificios de un entorno pasible de ser tratado paisajísticamente.
La labor de ajuste de cotas y niveles ha sido una de las bases de la materialización de la propuesta. El proyecto reconfigura la topografía.
Los edificios emergen de la tierra, de su basamento de hormigón crudo combinado con recubrimiento de piedra laja de Neuquen

Modulación:
Los juzgados se disponen en una L, en una secuencia de algunas reglas precisas, la repetición de un modulo, 7,20×7,20, que resuelve las necesidades funcionales, a la vez que estructura, y que toma algunas formas más libres donde el programa lo demanda.

Relación con el terreno:
La etapa inicial del Fuero Penal y Ministerios Públicos ya configuran en si mismo un edificio, que a la vez que toma el terreno aprovechando el desnivel, resuelve algunas exigencias del programa: como son ciertas áreas del fuero Penal, las que requieren mayor control y accesos diferenciados, configurando una suerte de basamento pétreo que en la perspectiva y en la visión desde Leloir da un marco inicial protegido de los vientos, de la gran plaza que será el centro del conjunto.
El Fuero Civil es sólo agregado y completamiento del sector de los juzgados.

Crecimiento:
La posibilidad de un eventual crecimiento del edificio esta contemplado en prolongar la L hasta, de ser necesario, llegar a terminar configurando una U que rodee el edificio del Tribunal Superior. Este supuesto, verifica físicamente, llegado el caso, se debatirá si se dejan los estacionamientos sobre el terreno natural y el edificio se desarrolla por encima de ellos, o si se corta la barda y se prolonga el edificio apoyándose sobre el suelo, etc. La intención de este enunciado es solo mostrar que el crecimiento es posible siendo consecuente con el planteo esencial del edificio.
Las áreas de trabajo de jueces, funcionarios y empleados están siempre volcados a espacios abiertos, ya sean los de los parques y la plaza circundantes, y como los del espacio central del conjunto, que se cierra como se ve, por el volumen del Tribunal Superior de Justicia, que entendemos por su fuerte valor simbólico debe estar separado y diferenciado formalmente en el conjunto.

Plaza Cívica:
La plaza central conforma en si un espacio cívico de significación, que a la vez que protegido, se abre a la ciudad en su forma de acceso al conjunto y desde donde se entra a cada uno de los programas. Son los accesos generales, de público; los accesos diferenciados para magistrados, así como a los servicios se dan en forma perimetral, donde por otra parte se emplazan los diferentes estacionamientos.
Pensamos que este espacio se autogenerará con el uso como plazas, no una plaza: el suelo, los planos plegados de las escaleras y la rampa, el acceso al auditorio en el nivel de la calle, como hendidura en el basamento; el uso de materiales como el hormigón, las lajas, pórfido, madera. Los jardines, los bancos, las luminarias, los árboles irán determinando diferentes lugares de estar / plazas en secuencias y densidades como las que muestran los planos.

Circulaciones y áreas funcionales:
Los edificios de los juzgados son contenedores funcionales de los distintos programas, una gran superficie lineal de espacios continuos, salpicados de patios o aberturas marcadas por los lucernarios que ofrecen los diferentes pliegues de las cubiertas, dando énfasis a las áreas de circulación y usos públicos.
El público en el centro de la planta, los funcionarios y los jueces hacia el exterior.
La organización de las áreas se desarrollan de acuerdo a lo indicado en los planos, las divisiones serán paredes divisorias de cartón yeso debidamente aisladas acústicamente, en dobles placas. Los frentes hacia las circulaciones están previstos como vidriados, en el caso de despachos y abiertas en caso de áreas de trabajo de empleados. Las caras hacia las circulaciones de empleados en general están planteadas como vidriadas. Sólo se cierran las caras hacia el público.
Cielorrasos de cartón yeso y modulados tipo Amstrong removible según los programas lo requieran. Sobre las circulaciones correrán las instalaciones.
Se prevén pisoductos por donde corran a su vez todas las líneas de alimentación eléctrica y corrientes débiles.
Luminarias moduladas, de acuerdo con el proyecto de iluminación que acompaña, como solución tipo, áreas singulares requerirán tratamientos lumínicos especiales.
Los acabados previstos son mosaico, en circulaciones y áreas de trabajo, con excepción de los jueces que podrían llevar algún tipo de piso diferenciado, como alfombra o madera. Paredes pintadas. Cerámicos en los baños.
Carpinterías de aluminio, vidrios tintados, esmerilados o serigrafiados donde el proyecto lo requiera.

Los accesos y algunos de los programas complementarios, permiten jugar al nivel de la plaza con la idea de algunas áreas vidriadas en planta baja e incluso transparencias que dan una idea de accesibilidad a la Justicia, no es un bunker, es un espacio cívico, abierto a la comunidad. Sólo esta protegido y segregado lo que debe estarlo y jerarquizadas las áreas de trabajo de los juzgados.
Desde las plazas se accede a los edificios, también están la cafetería, los programas complementarios que son de uso publico. Encajado en el basamento, y con acceso directo desde la calle: el Auditorio, como una fase independiente, se podría construir aun sin el edificio del Tribunal Superior, aunque pretendemos que sea adyacente a este. Por importancia, y por que entendemos que ese edificio es el de mayor significación y que le corresponde un Auditorio.

Tribunal Superior de Justicia
El edificio del Tribunal Superior de Justicia es un edificio diferenciado, ya no es parte del sistema, aunque sí lo sea del conjunto.
Contiene un programa singular, no sistemático. Por ello se resuelve como un edificio especial, simple, neto, de la misma tecnología, pero de otra forma, otro color, otra textura. Un gesto claro que dé identidad al conjunto.
Es un edificio alrededor de un patio, donde también se diferencian claramente las circulaciones: vocales, funcionarios jerárquicos también se ordenan hacia el exterior.
Las circulaciones públicas, alrededor del patio ajardinado central, suerte de impluvium que da carácter y jerarquía al edificio.

Esta propuesta se ha guiado por criterios de durabilidad, sostenibilidad y crecimiento; el ordenamiento de este edificio tiene como objetivo incorporar este área a la trama urbana, creando entre los edificios, las plaza y el paisaje de la barda, un enclave emblemático para la ciudad de Neuquen.

 

 

Contacto